La gentileza siempre es signo de traición - François Mauriac

Hay puñales en las sonrisas de los hombres; cuanto más cercanos son, más sangrientos - William Shakespeare

Seguidores de huellas

agosto 14, 2012

Prólogo


A
lgo salió huyendo de un pueblo nórdico a la tenue luz del crepúsculo. Una criatura, una chica con un ligero aspecto de tigre, una especie de híbrida corría a una velocidad sobrehumana mientras unos desconocidos derribaban puertas en la pequeña localidad que ella había dejado atrás, aunque ya suponían que se había ido.
            Ella seguía corriendo a toda velocidad intentando escabullirse mientras pensaba a donde podría ir para confundirse entre la gente, para que ellos no la encontrasen. Una ciudad: cuanta más gente hubiese, más difícil sería encontrarla. Alguna capital lejana. Un lugar opuesto a donde había estado hasta entonces: lleno de gente, activo. Un sitio frío, preferiblemente. Le gustaban los lugares fríos.
            Una ciudad podría ser también una desventaja. Si perdía el control de sus actos, era posible que matara a alguien, y ellos la identificarían con facilidad. Tendría extrema prevención y cuidado, hacer relajación mental con asiduidad y no alterarse nunca si no quería perder el control de su cuerpo. De ello dependía la vida de mucha gente y, no menos importante, la suya.
            «Podría hacer amigos» pensó. «Así, además de camuflarme mejor podría… vivir como una persona. Al fin y al cabo sigo siendo medio humana, ¿no?» Esta última palabra, “no”, se quedó en su mente, pero como una afirmación. No valía de nada autoengañarse. ¿Qué clase de humano asesinaba a sus padres, aunque fuera por accidente? Apartó rápidamente esos pensamientos de su mente y se concentró en correr más rápido. Decidió ir a Oslo, Noruega. En un par de semanas como máximo estaría allí.

¤

            Algo similar ocurría no muy lejos. Pero, en esta ocasión, un humano de aspecto algo sombrío salía a una enorme velocidad de un pueblo diminuto, y no iba tan asustado como ella. Ya estaba acostumbrado. Los cazadores de criaturas paranormales no eran gente malvada, sólo miraban por el bien de la población humana. Pero no hacían distinciones: simplemente se dedicaban a cazar todos los bichos raros que se les cruzaran por delante, y eso no estaba bien del todo. Había personas de verdad entre esa “gente”.
            Y, de nuevo, tenía que huir. Sin dar explicaciones, una vez más. Y la gente volvería a preguntarse: «¿A dónde habrá ido…?»
            Mientras corría, su cerebro iba eliminando lugares fríos donde ya había estado, pues no podía permitirse repetir, no al menos hasta pasado un periodo grande de tiempo. La gente no podía verlo más de una vez por el mismo lugar. Se traduciría en demasiadas preguntas.
            Esta vez decidió ir a un núcleo urbano. Aunque fuera difícil para él, sería también difícil para ellos rastrearlo y encontrarlo. Sobre todo sabiendo que no es aconsejable para alguien como él ir a la ciudad. De todas formas, esta vez no iba a fallar. Su voluntad iba a ser de hierro.
            Pero tendría que aprender a comportarse con más normalidad: a hablar con gente sin parecer tenso, a relajarse e, incluso, a hacer algunos amigos. Tenía que parecer humano como fuese, porque si no los comentarios sobre "el chico raro" llegarían a oídos de los cazadores y éstos sospecharían. Su mejor opción, y la más lejana, era Oslo. Había estado cerca una vez y era un núcleo urbano, las dos condiciones perfectas para alejar sospechas.
            Siguió corriendo lo más rápido que le permitían sus piernas hacia su destino.

¤

            Lejos, muy lejos de aquel lugar, dos ojos cazadores se abrieron en medio de la oscuridad. 

5 comentarios:

  1. Holaa! te he ecnotrado por medio del blog de el club de las escritoras y la verdad es que el prologo solo se puede definir en una palabra: ¡WUAU!me ha encantado, en serio,voy a seguir leyendoo:D Te sigo(:

    http://plumasalamanecer.blogspot.com.es/

    1 besazoo(:
    Carmen.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te encantara y espero que te siga encantando el resto de la historia, un besazo!
      Ahorita mismo me paso por tu blog ^^-

      Eliminar
  2. Esta muy bien, me ha dejado impactada y me encanta, todo esta muy redactado, e genial me ha dejado con ganas de mas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuuchas gracias ^^
      Iré publicando los capítulos por partes, ya que son largos y para que no se haga muy pesado de leer.
      Un beso, espero que sigas leyendo y recuerda, cualquier errorcito, me lo pones por ahí. ;)

      Eliminar
  3. vaya me encanto leer esto, es grandioso...
    debe estar llena de misterio y de suspenso esta historia, creo que la seguire leyendo pero con clama :) me gusta tomarme mi tiempo para todo
    gracias por pasarte por mi blog besos

    ResponderEliminar

Opina, corrige o simplemente comenta.
¡Todas las palabras son bienvenidas!